Acción Educativa en Diabetes, Obesidad y Sobrepeso, A.C.


    La Diabetes mellitus y sus complicaciones

     
    La denominación Diabetes Mellitus tiene raíz en el griego antiguo y el latín. Su significado puede interpretarse como el "paso de la miel" o "compás de miel" como alusión a un chorro urinario abundante y dulce que clínicamente puede caracterizar a la enfermedad. Su introducción lingüistica se atribuye al filósofo griego Arateo de Capadocia en el siglo II de la era cristiana.

         La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica no contagiosa que se caracteriza por tener un nivel anormalmente alto de glucosa (azúcar) en sangre, debido al fallo en la producción y/o función de la insulina.

        La insulina es una hormona producida en las células beta del páncreas que, regula el nivel de glucosa en la sangre, reduciéndolo cuando se encuentra elevado, como ocurre después de comer.

         La Asociación Americana de Diabetes (ADA) en sus estándares 2013 ha recomendado que el diagnóstico de diabetes debe sustentarse en base a alguno de los criterios siguientes:

     
    • Tener una determinación de glucosa de ayuno mayor o igual a 126 mg/dl. Considerándose como ayuno, al correspondiente a un periódo de al menos 8 horas sin probar ningún alimento o bebida. Se requiere repetir la prueba para confirmar el diagnóstico cualquier otro día.
    • Tener una determinación de glucosa a las dos horas después de haber tomado 75 gr de glucosa anhidra disuelta en agua, mayor o igual a 200 mg/dl. Esta prueba es llamada Prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTGO). 
    • Registrar un resultado tomado en tiempo al "azar" de glucosa mayor a 200 mg/dl que se acompañe de alguno(s) de los síntomas clásicos de la diabetes, como mucha sed, aumento del hambre, orina abundante y pérdida de peso.
    • El test de Hemoglobina glucosilada (HbA1c) mayor o igual a 6.5 % siguiendo la técnica del NGSP (National Glycohemoglobin Standardization Program).
         La DM se clasifica en 4 tipos:
     
    • Diabetes mellitus tipo 1 (anteriormente llamada diabetes juvenil): Se caracteriza por ser de orígen autoinmune, es decir, que las células de defensa del propio individuo atacan a las células beta del páncreas destruyéndolas en su totalidad por lo cual, las personas que sufren este tipo de diabetes requieren desde el inicio del tratamiento del uso de insulina exógena (inyectada) para poder vivir. Representa alrededor del 10 al 15% de todos los casos de diabetes registrados en el mundo.
    • Diabetes mellitus tipo 2 (antes descrita como diabetes del adulto): Es el tipo más común de diabetes y en su origen se relaciona con falla en la función de la insulina (resistencia a la insulina), posteriormente se agrega un deficit progresivo en su producción que va haciéndose más evidente con el paso del tiempo. En un momento determinado las personas con este tipo de diabetes también requerirán uso de insulina exógena (inyectada). En México, en el año 2012, el 15.59% de personas entre los 20 y 79 años, vivían con esta enfermedad.
    • Diabetes gestacional (DG): Es el tipo de diabetes mellitus que aparece en el embarazo y finaliza, al término de este o pocas semanas después. Afecta al menos a 1 de cada 25 embarazos en el mundo. La DG no diagnosticada o mal tratada, puede traer como consecuencia el nacimiento de bebés anormalmente grandes (mayores de 4 Kg), tasas elevadas de muerte fetal, casos de hipoglucemia neonatal (niveles muy bajos de glucosa en el recién nacido) que puede poner en riesgo la vida del bebé. A lo anterior se suma, tanto para la madre como para su hijo, un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en épocas posteriores de la vida.
    • Otros tipos de Diabetes: Se reconocen causas distintas a las anteriormente descritas, por ejemplo enfermedades del páncreas (pancreatitis o cáncer), uso de medicamentos (como los esteroides) u otras enfermedades endócrinas.
     
         Sin importar el tipo de diabetes del que se trate, las COMPLICACIONES a largo plazo de una diabetes mal controlada, son las mismas:
     
    - Enfermedad cardiovascular: se refiere a la presencia de angina de pecho, infarto agudo al miocardio, insuficiencia cardiaca, enfermedad vascular cerebral (infartos o embolias cerebrales) y/o enfermedad arterial periférica. Es la causa más común de muerte en las personas con diabetes.
     
    - Enfermedad renal (nefropatía): es la principal causa de insuficiencia renal y en su etapa avanzada, puede ameritar como tratamiento la diálisis o el trasplante.
     
    - Daño a los nervios (neuropatía): presenta una gran variedad de síntomas como adormecimiento (especialmente de los pies), pérdida de la sensibilidad, dolor, úlceras en los pies (pie diabético), resequedad de la piel, estreñimiento o diarrea, disfunción eréctil, resequedad vaginal y muchos otros más.
     
    - Daño a los ojos: se asocian el daño a la retina (retinopatía), cataratas y glaucomas; puede producir alteraciones graves de la visión que pueden llevar a la ceguera.
     
    - Ansiedad y depresión: en las personas con diabetes, especialmente en las mujeres, es mayor la posibilidad de presentar estos trastornos.
     

         Debido a estas complicaciones, las personas que viven con diabetes, tienen un riesgo dos veces mayor de muerte prematura, comparadas con quienes no sufren esta enfermedad y, si se le añaden otras enfermedades como hipertensión, tabaquismo y obesidad, las consecuencias son aún peores.


         La DM es una enfermedad que requiere tratamiento oportuno y adecuado para evitar la presencia o progresión de las complicaciones. Idealmente, quienes viven con diabetes y sus familias, deberían ser atendidos por un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud que debe incluir a un médico especializado en diabetes, un experto en nutrición y diabetes, un psicólogo y un educador en diabetes; además los pacientes deben llevar a cabo visitas, por lo menos una vez al año,  con ciertos especialistas como el cardiólogo, oftalmólogo, nefrólogo y el dentista. La carga de la diabetes puede llevar a las familias a la pobreza, especialmente si esta no es bien tratada. La diabetes afecta a las personas en sus años más productivos, impactando a las familias, a la sociedad y a la economía de un país, en general.


        Para comentarios o resolver cualquier duda favor de dirigir un correo electrónico a Dra. E.D.C. Sarah R. Rosales Baca a: aedos_nut3@hotmail.com 

     





     

    © 2018 Acción Educativa en Diabetes, Obesidad y Sobrepeso, A.C.